El email marketing es uno de los canales de comunicación más efectivos para atraer y fidelizar clientes. Pero conseguir que los correos sean abiertos por los suscriptores es un gran desafío en el mundo digital actual.

Sin embargo, la atención de los usuarios es cada vez más fugaz y selectiva, por lo que resulta muy difícil lograr unos buenos índices de apertura en las campañas de correo electrónico.

Por eso, hay que intentar realizar campañas de email marketing efectivas para llegar a un público objetivo y mantener su interés hacia la marca. Y de eso es, precisamente, de lo que te vamos a hablar en este post.

Tasa de apertura y otros datos sobre email marketing

La tasa de apertura es el indicador que permite saber cuántas personas abrieron y vieron tus correos electrónicos. Por lo que, cuanto más alta sea, más probabilidad tendremos de que los usuarios tomen acción.

En este sentido, debemos tener en cuenta que los usuarios tienen sus preferencias. De hecho, según el informe ZeroBounce:

  • El 88% de las personas usa el correo electrónico todos los días, el 39% de tres a cinco veces al día.
  • El 47% de las personas afirman que la razón principal por la que abren los correos electrónicos de una marca es porque siempre les envía mensajes relevantes. El asunto ocupa el segundo lugar a la hora de decidir si abrir un correo electrónico.
  • El 66% de los encuestados prefiere los correo electrónicos cortos y solo el 6% disfruta de los correos electrónicos más largos.
  • En cuanto a la razón por la que las personas de dan de baja de una lista de correo electrónico, el 44% afirma que el remitente les envía emails con demasiada frecuencia.

Consejos para mejorar la tasa de apertura de tus emails

No existe ninguna fórmula mágica que dispare la tasa de apertura de tus emails. Pero si quieres mejorarla puedes seguir algunos de estos hábitos y asegurarte de que lo que comunicas no pasa desapercibido:

1. Actualiza tu base de datos

Es importante que actualices tu base de datos con regularidad para que tus correos lleguen a las personas adecuadas. Elimina a los usuarios inactivos, es decir, aquellos que llevan un período prolongado de tiempo sin abrir tus correos y revisa las direcciones de correo con rebotes.

2. Segmenta tu lista de correo electrónico

Una manera efectiva de aumentar la tasa de apertura de tus emails es segmentando tu base de datos en grupos con características e intereses similares. Por ejemplo: por edad, por ocupación, por nivel educativo, por comportamiento del usuario…

3. Personaliza el remitente

Cuando envíes un email ten en cuenta que el remitente es uno de los primeros elementos que ve el usuario, por lo que es importante que lo personalices para aumentar la tasa de apertura de tus emails.

Utiliza un nombre de remitente que sea reconocible para tus suscriptores, un nombre que conecte y les genere confianza. Lo ideal es que utilices el nombre de tu empresa, el nombre de una persona, el nombre de una persona y el de la empresa… en lugar de poner como remitente tu dirección de correo electrónico únicamente.

4. Mejora la línea de asunto

Otro de los puntos más importantes y al que hay que prestar mucha atención es al asunto del correo electrónico. Asegúrate de que sea claro, conciso e impactante. El asunto tiene que ser directo y expresar lo que el usuario va a encontrar en su interior. Utiliza palabras clave relevantes y evita el uso de términos que puedan activar filtros de spam.

5. Crea contenido de valor

Crea contenido de valor que satisfaga las necesidades de tus suscriptores. Apórtales información útil y actualizada para fomentar la lealtad de quienes confían en tu marca o negocio. Ten en cuenta que si creas correos electrónicos breves y valiosos aumentarás la tasa de apertura.

Experimenta con diferentes formatos y diseños de correo electrónico para ver cuál funciona mejor con tus suscriptores.

  • El texto conciso y fácil de entender ayuda a mantener la capacidad de atención.
  • Las imágenes pueden captar la atención de manera inmediata.
  • Los vídeos ofrecen la información de forma más dinámica.
  • Los gifs pueden agregar un toque de diversión y entretenimiento.

6. Configura un CTA efectivo

Las llamadas a la acción son fundamentales para que una campaña de email marketing funcione. El lector debe saber qué hacer al leer el correo electrónico.

Si quieres aumentar la tasa de clics, utiliza las CTA de forma sensata para no abrumar al usuario. Ponlas en lugares visibles, no esperes a que vaya al pie del correo para que haga clic, utiliza los colores adecuados en cada campaña y escribe un texto que incite a la acción.

7. Facilita la cancelación de la suscripción

Permite que los suscriptores abandonen tu lista de correo electrónico de forma sencilla. De lo contrario, es posible que los usuarios presenten quejas de spam y tus correos acaben relegados a esa carpeta.

8. Escoge el momento adecuado

El momento en que envías tus correos electrónicos puede tener un impacto significativo en la tasa de apertura de tus emails. Es importante que experimentes con diferentes días y horas de la semana para determinar cuándo tus suscriptores son más propensos a abrir los emails.

En función de la época del año, los eventos especiales, etc. El momento adecuado de apertura podría ser diferente. Es fundamental que lo analices y te adaptes. Por ejemplo: en verano los suscriptores es posible que cambien sus rutinas y con ello la apertura de sus correos electrónicos.

Ten en cuenta que el potencial de un correo electrónico solo se aprovecha de forma eficaz si el momento es el adecuado.

9. Utiliza una frecuencia de envío equilibrada

Buscar un equilibrio en el envío de correos electrónicos es clave para mantener leales a los suscriptores. El envío excesivo de emails puede llegar a saturar la bandeja de entrada de los usuarios y que los pasen por alto, los marquen como spam o se den de baja de tu base de datos.

Mantener una frecuencia de envío óptima se traduce en mejores resultados y en mejor reputación como remitente.

1o. Aprovecha fechas especiales

Si quieres que tu estrategia de email marketing tenga éxito, aprovecha los eventos y períodos relevantes para captar la atención de tus suscriptores de manera más efectiva.

Anticípate a lo que están buscando, palia sus necesidades con contenido y ofertas específicas para tener más posibilidades de que aumente la tasa de apertura de tus emails.

11. Realiza pruebas A/B

Una forma de garantizar la tasa de apertura de tus emails es realizando pruebas A/B y analizando sus resultados. Estas pruebas ayudan a medir el interés de diferentes versiones de un mismo correo para determinar qué versiones generan una mayor tasa de apertura.

Se pueden realizar pruebas A/B con diferentes elementos del correo electrónico: líneas de asunto, llamadas a la acción, enlaces incluidos en el cuerpo, el contenido…

La clave es ir probando y combinando elementos para que puedas evaluar qué funciona mejor con cada público.

12. Mide la tasa de apertura

Se trata del el último paso para mejorar la tasa de apertura de tus campañas de email marketing.

La medición de la tasa de apertura de tus correos electrónicos puede ayudar a identificar problemas y a determinar qué elementos valen la pena reutilizar en estrategias futuras. Pero esta medición no solo se realiza para saber en qué cantidad se están abriendo tus emails, sino también para comprobar que el remitente, los asuntos, las CTA, los horarios de envío y otros elementos están funcionando.

Observar y corregir cada uno de estos aspectos hará que tus campañas de email marketing logren la tasa de apertura que deseas.

Conclusiones

Recuerda que cada audiencia es única, por lo que es importante que pruebes y adaptes tus estrategias de email marketing al comportamiento y preferencias de tus suscriptores.

Lo ideal es que vayas probando y analizando los resultados para ir dando forma a futuras campañas de email marketing y consigas aumentar la tasa de apertura de tus emails.

¿Has tenido alguna campaña de éxito que quieras compartir con nosotros? Te animamos a que compartas tu experiencia.

Te puede interesar: