La reputación online es un pilar básico que las empresas deben cuidar mucho. Las marcas están más expuestas que nunca. Es necesario prestar mucha atención al contenido que publicamos. 

8 Tipos de publicaciones a evitar en redes sociales

Por otro lado, saber actuar de manera correcta convierte una situación de crisis en una oportunidad de generar engagementLas empresas deben contar con un protocolo de actuación ante las diversas situaciones que pueden generarse en el social media.

Noticias locales

1. Comentarios negativos de clientes o seguidores

Si un cliente está descontento con tu marca y escribe comentarios negativos en Redes Sociales sobre ella, toma distancia y no empieces un fuego cruzado.

Intenta convertir ese momento difícil en una oportunidad de ganar un cliente satisfecho. Trátale con profesionalidad y amabilidad aunque sus modos no sean del todo correctos.

 

2. Contenido viral irrelevante

Dosifica las publicaciones con contenidos virales o divertidos, si abusamos de su uso, cansaremos a la audiencia y perderemos rigor en el resto de publicaciones.

Podemos marcarnos un calendario para ciertos días como, por ejemplo, publicar todos los jueves bajo el hashtag #TBT (Throwback Thursday) alguna imagen de nuestra empresa o de algún empleado relacionada con ese jueves temático.

 

3. Comentarios políticos o religiosos

Es un tema muy delicado y serio, debemos saber el riesgo que corremos si publicamos algo dejándonos llevar por la pasión de nuestras opiniones. Si conocemos el pensamiento de nuestra audiencia mayoritaria, hay que evitar publicaciones contrarias a él (sobre todo memes).

 

4. Contenido con faltas de ortografía o mal editado

Es una de las normas fundamentales, tenemos que revisar el estilo de nuestros textos, la coherencia y el sentido antes de publicar. Las erratas o faltas de ortografía pueden hacer que nos viralicemos pero para mal, además, que estos fallos proyectan una imagen muy amateur de nuestra marca.

Unos textos sin estilo, coherencia, adornados con erratas y faltas de ortografía reflejan una imagen muy poco profesional de nuestra marca.

5. Publicidad y promociones

La esencia de las Redes Sociales de las marcas debe ser crear un vínculo con sus seguidores a través de un trato correcto y creando un contenido de valor que mantenga viva esa unión. 

Si publicas más del 20% de material publicitario (ofertas, promociones, rebajas…) Es posible que baje tu número de seguidores porque te verán como una tienda online que solo quiere vender. Este tipo de publicaciones son vistas como invasivas por el público en general.

 

6. Contenido incoherente con la marca

Hay que cuidar el tono y estilo del contenido que se publica para que se mantenga en la misma línea de la marca y sus valores. Un ejercicio práctico es imaginarse a uno mismo diciendo en voz alta a los clientes lo mismo que te estás planteando publicar, si te parece extravagante o fuera de lugar es que no debes publicarlo. Hay veces que con un giro en el lenguaje o en la semántica es suficiente para transmitir de manera correcta.

Mantén el estilo de las publicaciones en Redes Sociales en la misma línea de la marca y sus valores. Si te parece extravagante o fuera de lugar es que no debes publicarlo.

7. Mensajes engañosos o clickbaiting

Los titulares deben llamar la atención y hacer que esa expectativa que se crea el usuario para ir a nuestro contenido, genere una conversión.

Por ejemplo, si escribimos una entrada en el blog con un titular muy llamativo para asegurarnos muchos clics y luego su contenido no se corresponde con él, nuestra audiencia se sentirá engañada y bajará nuestra reputación online.

 

8. Contenido de otras fuentes

Si publicas contenido de otras páginas o de los seguidores, cita siempre la fuente original. Además de una obligación moral, si no lo haces, puedes verte envuelto en una campaña de desprestigio que puede ser una avalancha contra tu marca.

En el caso de que sea de contenido de seguidores, al etiquetarles les harás saber que forman parte de esa comunidad que has creado en las redes y que estás al tanto de sus interacciones con la marca.

 

Hay que vigilar bien ciertos temas que pueden incomodar a la audiencia, una publicación controvertida puede hacer perder seguidores y generar una mala reputación en Redes Sociales.

Por otra parte, una crisis online bien gestionada y solucionada de manera magistral nos hará generar confianza en nuestra audiencia y atraerá a más seguidores.

¿Qué te parecen estos 8 consejos para gestionar bien tu marca en Redes Sociales? ¿Echas en falta alguno más?

Te interesa: